Skip to content
19/12/2009 / juliandesigner

El hijo de Pablo Escobar y el documental “Los pecados de mi padre”

caricatura de Mico, 2009

Noticia del documental en Agencias Reuters y EP, noviembre 10 de 2009
.

Sebastian Marroquin, hijo del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, pide perdón por todos los crímenes cometidos por su padre.  Lo hace en el documental ‘Los Pecados de mi Padre’, una cinta que recorre las andanzas del hijo del célebre narcotraficante colombiano.

Del capo más célebre de la historia, Marroquín tiene unos primeros recuerdos que le evocan un padre cariñoso, que le cantaba canciones del Topo Gigio, le mostraba los colores de las flores y le leía cuentos. Cuando era niño, su padre montó un zoológico privado con más de 200 animales exóticos en el campo inmenso de la hacienda Nápoles, una muestra de su estilo de vida.

“Sentía que tenía el privilegio de haber nacido en Disneylandia y disfruté como un niño de toda esa magia, que no sabía de qué estaba construida pero yo la disfruté con mucha inocencia”, dijo Marroquín. “Mi papá era una persona absolutamente opuesta a la que públicamente es conocida (…) Mantenía totalmente separas todas las cuestiones de su trabajo con la familia. Muchas veces te enterabas por la prensa de las decisiones que tomaba”, agregó.

Pero Marroquín dijo que los años dorados duraron poco y que el valor del dinero del narcotráfico empezó a ser relativo y recordó una anécdota en la que estaban escondidos en una casa de Medellín con 2 millones de dólares pero nada para comer.

“Quiero contribuir para que no se repita la historia. Hay un error sustancial de percepción frente a lo que significa la vida de quienes están vinculados al narcotráfico, que es más parecida a una tragedia que a una telenovela”, relató.

Noticia de El Espectador, 9 de diciembre de 2009 (aparte de la entrevista ‘Asumo la responsabilidad de andar con esta ropa manchada de sangre’)
.

¿Cómo puede constituirse el hijo del mayor asesino de Colombia en un ejemplo para los jóvenes?

No siguiendo su historia, no siguiendo su ejemplo. Recorriendo un camino totalmente opuesto. Eso es lo que la vida me enseñó, yo ya sé cómo comienza esta historia y cómo termina. Entonces, ¿para qué repetirla? La vida me dio tantas lecciones sobre el dinero, el narcotráfico y la violencia que si no comprendí el mensaje que me dio la vida, sería un estúpido de no entender que toda esa violencia que lanzó mi padre y que después regresó a nosotros y con creces. Lo mismo el dinero del narcotráfico. En una ocasión tuvimos millones de dólares en una habitación pero nos estábamos muriendo de hambre porque un control de la Policía se nos paró al lado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: